poemas de amor } -->

Tránsito de Nuestro Seráfico Padre

Tránsito de Nuestro Seráfico Padre
San Francisco de Asís

domingo, 11 de octubre de 2009

San Antonio de Padua

13 de Junio

San Antonio de Padua




Los padres de San Antonio eran muy ricos y querían ver a su hijo como distinguido hombre de sociedad. Él, en cambio, quería ser pobre por amor de Cristo y por eso se hizo franciscano.


Antonio era un gran predicador. Lo mandaron como misionero por numerosas ciudades por Italia y Francia. Convirtió a muchos pecadores sobre todo con su buen ejemplo. Cuentan que mientras oraba en su habitación se le apareció Jesús, le puso las manitas al cuello y lo besó. Antonio recibió esta gracia extraordinaria por que mantuvo su alma limpia incluso del mas mínimo pecado y amaba mucho a Jesús.


Cuando Antonio enfermó se retiró a un monasterio en las afueras de Padua, donde murió a la edad de 36 años, el 13 de Junio de 1231.
Treinta y dos años después sus restos fueron trasladados a Padua. La lengua se conservaba íntegra, sin haberse corrompido mientras que el cuerpo estaba aniquilado.


Sucedieron muchos milagros después de su muerte. Aun hoy día le llaman el Santo "de los milagros". Su fiesta se celebra el 13 de junio.
El entusiasmo popular ha hecho que San Antonio, más que otros, sea universalmente reconocido por los fieles de todo el mundo. "Santo Universal" le llaman. Durante los siete siglos ya transcurridos desde su muerte, millones de personas se han sentido atraídas a este gran "Franciscano Milagroso".


Fue otro franciscano, San Buenaventura, quien dijo: "Acude con confianza a Antonio, que hace milagros, y el té conseguirá lo que buscas."


San Antonio es famoso en el mundo también como el Santo que ayuda a encontrar las cosas perdidas. Desde lo objetos de la vida cotidiana, a documentos importantes y a la misma fe. La siguiente oración está dedicada a invocar la ayuda del mismo San Antonio en la búsqueda de lo que se ha perdido. 




Glorioso San Antonio, tú has ejercitado el divino poder de encontrar lo que se ha perdido. Ayúdame a encontrar la Gracia de Dios, y hazme diligente en el servicio de Dios y en el vivir las virtudes. Hazme encontrar lo que he perdido, así para mostrarme la presencia de tu bondad.

(Padre nuestro, Ave María, Gloria al Padre)



Oremos


San Antonio, glorioso siervo de Dios, famoso por tus méritos y los potentes milagros, ayúdanos a encontrar las cosas perdidas; danos tu ayuda en la prueba, e ilumina nuestra mente en la búsqueda de la voluntad de Dios. Ayúdanos a encontrar de nuevo la vida de gracia que nuestro pecado destruyó, y condúcenos hacia la posesión de la gloria prometida por el Salvador. Te pedimos esto por Cristo nuestro Señor. Amén.





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mis Videos

*********** ***** ***** ***** ***** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***
Create your own at BlingyBlob.com

I made this widget at MyFlashFetish.com.

Entradas populares