poemas de amor } -->

Tránsito de Nuestro Seráfico Padre

Tránsito de Nuestro Seráfico Padre
San Francisco de Asís

jueves, 2 de abril de 2009

LITURGIA DEL 4 DE OCTUBRE

NUESTRO PADRE SAN FRANCISCO
Diacono y fundador de las tres Ordenes.

Solemnidad para toda la Orden.


Antífona de entrada

Alegrémonos todos en el Señor al celebrar esté día de fiesta en honor de nuestro santo Padre Francisco; los ángeles se alegran de esta solemnidad y alaban a una al Hijo de Dios.


Oración colecta
Dios todopoderoso
Que otorgaste a nuestro Padre san Francisco
La gracia de asemejarse a Cristo por la humildad y la pobreza;
Concédenos
Caminar tras sus huellas,
Para que podamos seguir a tu Hijo
Y entregarnos a ti con amor jubiloso,
Por nuestro Señor Jesucristo.


Oración sobre las ofrendas
Al presentar, Señor, nuestras ofrendas,
Te rogamos nos dispongas
Para celebrar dignamente el misterio de la cruz,
Al que se consagró nuestro Padre san Francisco
Con el corazón abrazado en tu amor
Por Jesucristo nuestro Señor.











Prefacio

V. El Señor esté con vosotros.
R. Y con tu espíritu.
V. Levantemos el Corazón
R. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R. Es justo y necesario

En verdad es justo y necesario
Darte gracias
Siempre y en todo lugar,
Señor, Padre Santo,
Dios Todopoderoso y eterno.

Porque has llamado
A la más alta perfección evangélica
A tu siervo Francisco
Por el camino de la verdadera pobreza
Y humildad.

Encendido en el fuego de tu amor,
Te bendijo en la contemplación
De las obras de tus manos
Con cantos de júbilo y alegría.

Marcado con las llagas de Cristo,
Nos mostraste en él
La imagen de Jesucristo crucificado,
Señor nuestro.
Por él
Los ángeles y los arcángeles
Y todos los coros celestiales
Celebran tu gloria
Unidos en común alegría.

Permítenos asociarnos a sus voces
Cantando humildemente tu alabanza

Santo, Santo, Santo….




Antífona de comunión

Estad alegres cuando compartís los padecimientos de Cristo, para que, cuando se manifieste su gloria, reboséis de gozo.


Oración después de la comunión

Por este sacramento que hemos recibido,
Concédenos Señor,
Imitar a nuestro Padre San Francisco
En su caridad y en su celo apostólico,
Para que gustemos los frutos de tu amor
Y nos entreguemos a la salvación de nuestros hermanos.
Por Jesucristo nuestro Señor.


Bendición solemne
Num. 6, 24 – 26

V. El Señor os bendiga y os guarde.

R. Amén
V. Haga brillar su rostro sobre vosotros y os conceda su favor.

R. Amén
V. Vuelva su mirada a vosotros y os conceda la paz.
R. Amén
V. Y la bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo V y Espíritu Santo,
Descienda sobre vosotros.
R. Amén







PRIMERA LECTURA
Francisco, como sol refulgente sobre el templo real

Lectura del libro del Eclesiástico

Este es aquel que en su tiempo se reparó el templo,
en sus días se afianzó el santuario.
En su tiempo cavaron la cisterna
y un pozo de agua abundante.
Protegió a su pueblo del saqueo
y fortificó a la ciudad para el asedio.
Qué majestuoso cuando salía de la tienda
asomando detrás de las cortinas;
como estrella luciente entre nubes,
como luna llena en día de fiesta,
como sol refulgente sobre el templo real,
así brilló él en el templo de Dios.







SALMO RESPONSORIAL
Crf. Sal. 15. 1 – 2ª. 5. – 8. 11.

V. El Señor es el lote de mi heredad.

R. El Señor es el lote de mi heredad

V. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti;
yo digo al señor: “tú eres mi bien”.
El señor es el lote de mi heredad y mi copa.

R. El Señor es el lote de mi heredad

V. Bendeciré al Señor que me aconseja,
hasta de noche me instruye internamente.
Tengo siempre presente al Señor,
con él a mi derecha no vacilaré.

R. El Señor es el lote de mi heredad

V. Me enseñarás el sendero de la vida;
Me saciarás de gozo en tu presencia,
De alegría perpetua a tu derecha.

R. El Señor es el lote de mi heredad






SEGUNDA LECTURA
En la cruz el mundo está crucificado para mi y yo para el mundo

Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Gálatas 6, 14 - 18

Hermanos:
Dios me libre de gloriarme
si no es en la cruz de nuestro Señor Jesucristo,
en la cual el mundo está crucificado para mí,
y yo para el mundo.
Pues lo que cuenta no es circuncisión o in circuncisión,
sino criatura nueva.
La paz y la misericordia de Dios
vengan sobre todos los que se ajustan a esta norma;
también sobre Israel.
En adelante, que nadie me venga con molestias,
porque yo llevo en mi cuerpo las marcas de jesús.
La gracia de nuestro Señor Jesucristo
está con vuestro espíritu, hermanos.
Amén.
























SECUENCIA

Ya estás, Francisco, clavado
sobre la cruz redentora.
Triunfas del mundo y la carne
y es de cristo tu victoria.

El ideal de tu vida
Un mundo nuevo jalona,
Y el árbol del evangelio
Florece con nuevas rosas.

Una cuerda a tu cintura
Ciñe tu pureza. Y brotan
Las flores por donde pisas
Con tus plantas

La pobreza fue tu dama,
La que era de Cristo esposa.
Viuda del primer marido,
De nuevo tu la desposas.
Y en arras de cinco rubíes
Tu cuerpo llagado adornan.
Cinco ventanas abiertas
Por las que el alma se asoma.

La cruz fue el árbol de vida
Que te cobijó a su sombra.
Bajo sus ramas abiertas
Tus hijos trabajan y oran.

Padre bueno, Padre Santo,
De esta familia que implora
Tu espíritu, que da vida,
Tus virtudes, que dan gloria.

A los que llevan tu nombre
Dales proseguir tu obra.
La semilla aquí sembrada
Dará en el cielo sus rosas.




































Aleluya, Aleluya.

Francisco, pobre y humilde,
Entra rico en el cielo
Y es honrado con himnos celestes

Aleluya.

EVANGELIO

Has escondido estas cosas a los sabios y las has revelado a la gente sencilla.

Lectura del santo Evangelio según San Mateo 11, 25-3

En aquel tiempo, Jesús exclamó:
- Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Si, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.

Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.

Palabra del Señor.















































«CANTA FRANCISCO»

Hoy Francisco es pasión, grito y ternura
clama por los cambios que este pueblo espera,
justicia a los pequeños pide el Evangelio,
reconstruir la Iglesia es la pasión del pobre.

Hay niños desnudos de esta paz armada,
hay Francisco, pueblos siendo perseguidos,
jóvenes marcados sin hogar, ni sueños,
hay un continente siendo oprimido.

Por los desposeídos solidaridad,
con los que no temen, perder nada más,
luchan en la vida por su dignidad,
con la resistencia que crea la paz.

Canta Francisco, hermano de los pobres,
lo que te atreviste a cambiar,
canta un nuevo, sueño de esperanza
que la libertad ya va ha llegar.

Canta Francisco la voz de los pobres,
lo que te atreviste a cambiar,
canta un nuevo sueño, sueño de chiquillo,
nuevo cielo y tierra va ha llegar.

Hay Claras Francisco que son marginadas
canta a la América liberación,
niños sin futuro, hermanos del mundo,
por la nueva tierra sufren parto y cruz.

Francisco imagen de Dios hecho pobre,
denuncia, esperanza, profecía y canto,
vence con amor al imperio de muerte
difundir la vida es misión de historia.

Francisco es joven y hombre de dolores,
construye la Iglesia por el mundo todo,
con fraternidad que eres la justicia,
la revolución que anuncia a la aurora.

Canta Francisco…



























«GOTAS DE AMOR»

Era un hombre que buscaba la verdad,
era un hombre que anhelaba libertad,
Francisco, humilde, descalzo,
Buscando un rincón en ti.

Caminante y sediento por la paz,
Incansable de hermandad,
gente en acción predicando,
mendigaba, imploraba,
encontrando pocas gotas de amor.

Dame unas gotas de amor,
dame unas gotas de paz (Bis)

Despojado de sus bienes materiales,
Prefiriendo el abrigo del Señor,
Mi riqueza en la tierra,
sus tesoros en el cielo, eran su verdad.

Ya tu sabes esta historia de Francisco,
hazla tuya y ofrece otra versión,
hay un niño que llora,
una madre que implora,
y pide unas gotas de amor.



«VUELVE FRANCISCO»

Vuelve, vuelve Francisco,
te lo suplica la juventud,
vuelve con alegría dando
a los hombres tu nueva luz,
queremos imitarte,
como instrumento de amor y paz
y así guitar al mundo,
que Cristo es todo,
que ha de reinar.

Francisco de Asís,
Evangelio vivo de amor,
hoy te canta la juventud,
que tu vida, vuelve a imitar,
Francisco de Asís peregrino
de la humanidad,
tu pobreza es signo ideal,
vuelve al mundo actual.

Brinda tu amor de hermano
A las criaturas que Dios creo,
Hermana las estrellas,
hermana luna y hermano sol,
ayúdanos a todos
para vivir con seguridad,
fidelidad al Evangelio nuevo
y como Francisco saber amar.















«LLAMADA DE FRANCISCO»

Francisco, Francisco,
Francisco de Asís,
ven y repara mi Iglesia,
la Iglesia de Cristo
en los hombres,
Francisco de Asís.

Humilde Francisco, amante de Cristo,
desprecias todas las riquezas
amando a la dama pobreza;
Francisco de Asís.

Pues tú despreciaste a Pedro Bernardote,
querría que fueras un rico;
siguiendo los mismos caminos
Francisco de Asís.











«A FRANCISCO DE ASIS»

A Francisco de Asís nuestro Padre,
entonemos un himno de gloria,
que de Cristo será la victoria,
al triunfar el heraldo del rey.

Caballeros de Cristo a la lucha,
que el heraldo del rey no convocó,
la pobreza de Cristo en la roca.
Que el soldado invisible volvió.

La pobreza es arma bendita,
que Francisco entrega a sus soldados,
caballeros serán del gran rey (bis)
de sélo lleno de sacrificio y de virtud,
siguiendo los pasos de un alma de Dios.






























«PUEBLO FRANCISCANO»

Somos un pueblo que viene cantando
la esperanza en el Reino de Dios
somos un mismo sentir franciscano,
alentando su esfuerzo, con una oración.

Traemos la fe del hermano Francisco,
compartiremos nuestro trabajar,
la construcción de un mundo real y digno.
es el futuro que podeos lograr.

Compartiremos la alegría,
que nos enseña el hermano de Asís
compartiremos el saludo
presagio de nuestro vivir.

Paz y bien, para quien sufre
sin nada deber.
Paz y bien, al hombre pobre,
el más amado por Dios.
Paz y bien, a quien Cristo disponga
siempre su proceder.
Paz y bien, Para que luchen
por una mundo mejor.
Paz y bien, a quien comparte
de su pan y de su fe
Paz y bien, Para quien sabe
que esta cerca el Reino de Dios.


«PUES CON TAN ALTOS FAVORES»

Pues con tal altos favores,
te miras de Cristo honrado,
ruega Serafín llagado,
por nosotros pecadores.

Con pródigos nunca visto,
un pesebre te dio cuna
para que señal ninguna,
falte el retrato de Cristo,
sin duda Dios te ha provisto
para portentos mayores.

Ruega Serafín llagado,
Por nosotros pecadores.



17 DE SEPTIEMBRE


IMPRESIÓN DE LAS LLAGAS DE NUESTRO SERAFICO PADRE SAN FRANCISCO

FIESTA DE TODA LA ORDEN

LAUDES

Desde su conversión, el Seráfico Padre san Francisco veneró con grandísima devoción a Cristo crucificado. Hasta su muerte no cesó, con su vida y su palabra, de predicar al Crucificado. En 1224, mientras estaba sumido en contemplación divina en el monte Alvernia, el Señor Jesús imprimió en su cuerpo los estigmas de su pasión. Benedicto XI concedió a la Orden franciscana celebrar cada año la memoria de este hecho, probado por testimonios fidedignos.




INVITATORIO
Ant. Venid, adoremos a Cristo Rey, que selló a Francisco con las llagas de su pasión.

SALMODIA

Ant. 1. Estoy crucificado con Cristo: vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí.

Los salmos y el cántico, del domingo de la semana I.

Ant. 2. Cristo se ha apoderado de mí para llevarme a su conocimiento y a la comunión con sus padecimientos, muriendo su misma muerte.

Ant. 3. Se manifestará en mi persona la grandeza de Cristo: para mí la vida es Cristo.

LECTURA BREVE. Gálatas 6, 14. 17-18

Dios me libre de gloriarme si no es en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, en la cual el mundo está crucificado para mí, y yo para el mundo. Yo llevó en mi cuerpo las marcas de Jesús. La gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con vuestro espíritu, hermanos. Amén.

Opcional. De la Leyenda menor de san Buenaventura, obispo. (Num. 6, 1-4: BAC 399, San Francisco de Asís, Madrid 1980, pp. 520-522)

RESPONSORIO BREVE
R. Tus flechas se me han clavado. *Tu mano pesa sobre mí. Tus flechas.
V. Siento palpitar mi corazón, me abandonan las fuerzas. * Tu mano. Gloria al Padre. Tus flechas.

BENEDICTUS
Ant. Francisco, mártir de deseo, te visitó el Sol que nace de lo alto y renovó maravillosamente en tu cuerpo las señales de nuestra redención.



PRECES

Glorifiquemos a Cristo que, por su muerte y resurrección, edificó su Iglesia y nos ha llamado al seguimiento de Francisco, y supliquémosle humildemente diciendo.
Consérvanos Señor en tu servicio.

Tu que viniste a evangelizar a los pobres, enséñanos a propagar tu Reino de palabra y de obra,
Y a instaurarlo con éxito entre los hombres.

Tú que eres luz de los pueblos y maestro de santidad, haz que permanezcamos firmes en la fe verdadera,
Para que proclamemos tu nombre en todo el mundo.

Tu que diste el mandamiento nuevo de que nos amáramos unos a otros,
Concédenos trabajar por el bien de todos los hombres.


















Tu, Sabiduría del Padre, ilumina nuestras inteligencias,
Para que, fieles a la verdad, permanezcamos en el amor.
Tu, que trabajaste con tus propias manos, dirige nuestro trabajo,
Para que todos los que vean nuestras obras glorifiquen a Dios Padre.

Padre Nuestro.

ORACIÓN

Dios de amor y misericordia, que marcaste con las señales de la pasión de tu Hijo al bienaventurado padre Francisco para encender en nuestros corazones el fuego de tu amor, concédenos, por su intercesión, configurarnos a la muerte de Cristo para vivir eternamente con él. Que vive y reina contigo.






17 DE SEPTIEMBRE


IMPRESIÓN DE LAS LLAGAS DE NUESTRO SERAFICO PADRE SAN FRANCISCO

FIESTA DE TODA LA ORDEN


VISPERAS


SALMODIA

Ant. 1. De muchas maneras manifestó Dios en el bienaventurado Francisco el misterio de la cruz.

Los salmos y el cántico, de las II Vísperas del Común de pastores.

Ant. 2. Nunca entre vosotros me precié de saber cosa alguna, sino a Jesucristo, y éste, crucificado.

Ant. 3. Sufrió la muerte en su cuerpo, pero recibió vida por el Espíritu.


LECTURA BREVE Gálatas 6, 14. 17-18
Dios me libre de gloriarme si no es en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, en la cual el mundo está crucificado, para mí y yo para el mundo. Yo llevo en mi cuerpo las marcas de Jesús. La gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con vuestro espíritu, hermanos, Amén.

RESPONSABLE BREVE

R. Has sellado, Señor Jesucristo, * A tu siervo Francisco. Has sellado.

V. Con el emblema de nuestra redención. * A tu siervo Francisco. Gloria al Padre. Has sellado.

MAGNIFICAT.

Ant. He muerto para el mundo, y mi vida está, con Cristo, escondida en Dios. Cuando aparezca Cristo, vida nuestra, entonces también nosotros apareceremos juntamente con él, en gloria.



PRECES

Invoquemos, hermanos, a Dios Padre, fuente de toda santidad, que , por la intercesión y ejemplo de nuestro Padre san Francisco, nos guía por el camino de la santidad, y digámosle:

Escúchanos Señor.

Padre santo, que hiciste a tu siervo Francisco imitador perfecto de tu hijo,
Haz que nosotros, siguiendo sus huellas, observemos fielmente el Evangelio de Cristo.

Padre de bondad, guía nuestros pasos por el camino de la paz, siguiendo el ejemplo de nuestro Padre san Francisco,
Para que, con sincero corazón, vivamos en obediencia, sin propio y en castidad.

Padre de amor y misericordia, que marcaste con las señales de la pasión de tu Hijo a tu siervo Francisco,
Concédenos gloriarnos siempre de la cruz de Cristo.

Padre indulgente, que por las súplicas de nuestro Padre san Francisco otorgaste el perdón a los pecadores,
Muestra tu rostro a nuestros hermanos difuntos.

PADRE NUESTRO

ORACIÓN

Dios de amor y misericordia, que marcaste con las señales de la pasión de tu Hijo al bienaventurado padre Francisco para encender en nuestros corazones el fuego de tu amor, concédenos, por su intercesión, configurarnos a la muerte de Cristo para vivir eternamente con él. Que vive y reina contigo.








«LAS HUELLAS DEL CRUCIFICADO»

Rosas de sangre han florecido,
reviven en tu cuerpo la pasión,
Francisco, de amor estas herido,
las manos, los pies y el corazón.

Tus manos que acogen a los pobres
y parten su pan con el mendigo.
Yo quiero también amar a todos.
¡Ya puedes, Señor, contar conmigo…!

Sembrando la paz y el bien caminas,
y yo, sembrador iré a tu lado.
En ti el Evangelio es carne viva,
y Cristo otra vez crucificado…








2 DE AGOSTO

SANTA MARIA DE LOS ÁNGELES
DE LA PORCIÚNCULA

FIESTA DE TODA LA ORDEN


LAUDES

El Seráfico Padre san Francisco, por su amor singular a la Santísima Virgen, se desveló por la capillita denominada Santa María de los Ángeles, o de la Porciúncula. Allí tuvo feliz comienzo la Orden de Menores, allí se preparó el principio de las clarisas, allí acabó él felizmente su carrera. Según se dice, en esa misma capilla logró el Seráfico Padre la célebre indulgencia que los sumos pontífices confirmaron y extendieron a otras muchas Iglesias. Por la concesión de tantos y tan grandes favores, se nos hizo la gracia de celebrar una fiesta litúrgica hoy, aniversario de la dedicación de aquella capilla.

INVITATORIO

Ant. Adoremos a Cristo, esposo de la Iglesia, al celebrar la memoria de la Virgen María.

HIMNO

Cuando el joven Francisco ha dejado
algazaras mundanas y fiestas,
una voz desde el cielo le dice:
«Ve, Francisco, repara mi Iglesia.»

Y allá va mansamente Francisco
derramando humildad y pobreza,
y pidiendo por calles y plazas:
«¿Quién me da de limosna una piedra?»

Y se mete a albañil con denuedo,
reparando tabiques y grietas,
y levanta la pobre Iglesita,
que será su tesoro en la tierra.

Y a sus hijos les dice tajante:
«Si os echaren un día de ella,
entraréis por aquellas ventanas
si no os dejan entrar por la puerta.»

¡Capillita de Santa María,
relicario de santa pobreza!
En ti quiere morar san Francisco
cuando ve que la muerte se acerca.

Y son mudos testigos sus piedras
de la dulce plegaria postreras,
que cantando con suaves acentos
elevara Francisco en la tierra.

Demos gloria al Padre y al Hijo
como el dulce Francisco les diera,
y al Espíritu, gracia divina,
que morando en las almas se quedan. Amén.












HOY SU SEÑORA LOS ANGELES
(Mª. Asumpta Ludeña)
«Himno–en la fiesta de Santa María de la Porciúncula

Hoy su Señora los ángeles te aclaman, Santa María. Tu plenitud de alegría llena su pecho de amor.

Y en tu Porciúncula breve no cabe el gozo profundo, con que celebra hoy el mundo alabanzas en tu honor.

Hoy los hermanos menores con los ángeles te aclaman. Y al decirte que te aman se acogen a tu favor.

De los cielos y la tierra eres la Reina y Señora. Reina y Madre quien se implora misericordia y perdón.

Gloria a Dios que es todo bien, en plenitud sin orilla, que a ti, Virgen sin mancilla con su plenitud llenó.

Gloria al Hijo y al Espíritu que a su Madre y a su esposa, en la Virgen toda hermosa por Reina y Madre nos dio. Amen, amen.

SALMODIA

Ant. 1. Bendita entre las mujeres y bendita en la morada del Señor.

Los salmos y el cántico, del domingo de la semana I

Ant. 2. Alégrate vuestra alma por su misericordia y no os avergoncéis de alabarla.

Ant. 3. Yo amo a los que me aman, y los que madrugan por mí me encuentra.

LECTURA BREVE Si 24, 18-20
En mí está toda gracia de camino y de verdad, a mi toda esperanza de vida y de virtud. Venid a mí, los que me amáis y saciaos de mis frutos; mi nombre es más dulce que la miel, y mi herencia, mejor que los panales.

OPCIONAL. De los escritos de Tomás de Celano (BAC 399, San Francisco de Asís, Madrid 1978, pp. 241 t 206-207)

RESPONSORIO BREVE

R. Yo, como vid, * Retoñé. Yo, como vid.
V. Mis flores y frutos son bellos y abundantes.
*Retoñe. Gloria al Padre. Yo, como vid.

BENEDICTUS
Ant. Bendito el Señor, porque hoy ha engrandecido tanto tu nombre, que siempre estará en boca de cuantos tengan memoria del poder de Dios.



















PRECES

Elevemos nuestras súplicas al Salvador, que quiso nacer de María Virgen y digámosle:
Que tu Madre, Señor, interceda por nosotros.

Salvador del mundo que c on la eficacia de tu redención preservaste a tu madre de toda mancha de pecado,
Líbranos a nosotros de culpa.

Redentor nuestro, que hiciste de la Virgen María tabernáculo purísimo de tu presencia y sagrario del Espíritu Santo,
Haz también de nosotros templo de tu Espíritu.

Verbo eterno del Padre, que enseñaste a María a escoger la mejor parte,
Ayúdanos a imitarla y a buscar el alimento que perdura hasta la vida eterna.

Rey de reyes, que elevaste contigo al cielo en cuerpo y lama a tu madre,
Haz que aspiremos siempre a los bienes del cielo.

Señor del cielo y de la tierra, que has colocado a tu derecha a María reina.
Danos un día el gozo de tener parte en la gloria.

Padre Nuestro

Oración
Concédenos, Señor, por intercesión de la Virgen, Reina de los ángeles, cuya gloriosa fiesta celebramos hoy, que participemos como ella de la plenitud de tu gracia. Por nuestro Señor Jesucristo.


VISPERAS

HIMNO

Entre la tierra y el cielo,
una escalerilla blanca;
para sostenerla firme,
ángeles suben y bajan.

Y fijando nuestro ascenso,
arriba, tú, Estrella y Ancla.
Nuestro Padre san Francisco
Anima nuestra escalada.

Virgen de la vida pura,
alívianos de la carga
alcanzándonos de Dios
el perdón de nuestras faltas.

Madre de los pecadores,
alienta con tu mirada
nuestros pasos vacilantes
hacia Dios, en la esperanza.

Madre-Virgen de Jesús,
Virgen-Madre de las almas,
pues somos hermanos suyos
llévanos a su morada.

Y serás tú bendita,
y la Trinidad muy santa
-el Padre, el Hijo, el Espíritu-
por siempre glorificada. Amén.


SALMODIA

Ant. 1. Prestad oído y venid a mí; escuhadme y viviréis.

Los salmos y el cántico, del Común de santa María Virgen.

Ant. 2. El Señor no nos abandonó, nos dio ánimos para levantar su casa.

Ant. 3. El Dios de Israel conducirá tus hijos hacia ti con gozo, a la luz de su presencia, con misericordia y justicia.

LECTURA BREVE Jdt 13,31
Bendita seas en todas las tierras del Judá y en todas las naciones. Cuando oigan tu nombre, quedarán asombrados.

RESPONSORIO BREVE

R. Eres, hija, *Bendecida por el Señor. Eres, hija.
V. Pues por tu medio hemos compartido el fruto de la vida. * Bendecida. Gloria al Padre. Eres, hija.


MAGNIFICAT
Ant. Bienaventurada Virgen María, tú que eres venero de perdón, madre de la gracia, escúchanos a tus hijos, que proferimos hoy nuestras súplicas en tu acatamiento.

PRECES

Proclamemos las grandezas de Dios Padre todopoderoso que q1uiso que todas las generaciones felicitaran a María, la madre de su Hijo, y supliquémosle diciendo:
Mira a la llena de gracia y escúchanos.

Oh Dios, admirable siempre en tus obras, que has querido que la Inmaculada Virgen María participara en cuerpo y alma de la gloria de Jesucristo,
Haz que todos tus hijos deseen y caminen hacia esta misma gloria.

Tú que nos diste a María por madre, concede, por su mediación, salud a los enfermos, consuelo a los tristes, perdón a los pecadores,
Y a todos abundancia de salud y paz.

Tú que hiciste de María la llena de gracia,
Concédenos la abundancia de tu gracia a todos los hombres.

Haz, Señor, que tu Iglesia tenga un solo corazón y una sola alma por el amor,
Y que todos los fieles perseveren unánimes en la oración con María, la madre de Jesús.

Tú que coronaste a María como reina del cielo,
Haz que los difuntos puedan alcanzar con todos los santos la felicidad de tu reino.

PADRE NUESTRO

ORACIÓN
Concédenos, Señor, por intercesión de la Virgen, Reina de los ángeles, cuya gloriosa fiesta celebramos hoy, que participemos como ella de la plenitud e tu gracia. Por nuestro Señor Jesucristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mis Videos

*********** ***** ***** ***** ***** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***
Create your own at BlingyBlob.com

I made this widget at MyFlashFetish.com.

Entradas populares